top of page


Las características principales del TDAH incluyen la falta de atención y el comportamiento hiperactivo-impulsivo. Los síntomas del TDAH comienzan antes de los 12 años de edad y, en algunos niños, se notan a partir de los 3 años de edad. Estos síntomas pueden ser leves, moderados o severos, y pueden continuar hasta la edad adulta. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que afecta a millones de niños y a menudo continúa en la edad adulta. El TDAH incluye una combinación de problemas persistentes, tales como dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

Existen tres subtipos de TDAH: Falta de atención predominante. Conducta hiperactiva/impulsiva predominante. Combinado.


Falta de atención

Un niño que manifiesta un patrón de falta de atención a menudo presenta las siguientes características:

  • No es capaz de prestar atención minuciosa a los detalles o comete errores por descuido en los trabajos escolares.

  • Le cuesta permanecer concentrado en tareas o juegos.

  • Parece no escuchar, incluso cuando se le habla directamente.

  • Tiene dificultades para seguir instrucciones y no logra terminar las tareas o los trabajos escolares.

  • Tiene problemas para organizar tareas y actividades.

  • Evita o le disgustan las actividades que requieren un esfuerzo mental de concentración, como la tarea escolar.

  • Pierde los elementos necesarios para las tareas o las actividades, por ejemplo, juguetes, asignaciones escolares, lápices.

  • Se distrae fácilmente.

  • Se olvida de hacer algunas actividades diarias, como las tareas del hogar.


Hiperactividad e impulsividad

Un niño que manifiesta un patrón de síntomas de hiperactividad e impulsividad a menudo presenta las siguientes características:

  • Está inquieto o da golpecitos con las manos o los pies, o se retuerce en el asiento

  • Le cuesta permanecer sentado en el aula o en otras situaciones.

  • Está en constante movimiento.

  • Va de un lado para otro o trepa en situaciones no apropiadas.

  • Tiene problemas para jugar o realizar actividades tranquilas.

  • Habla demasiado.

  • Da respuestas apresuradas o interrumpe a quien le hace preguntas.

  • Tiene dificultades para esperar su turno.

  • Interrumpe conversaciones, juegos o actividades de otros, o se entromete en ellas.


Terapéutica: La Asociación Americana de Pediatría recomienda el Neurofeedback como tratamiento de primera elección para el TDAH.


El Neurofeedback promueve la optimización de la actividad eléctrica cerebral con el fin de normalizar los distintos ritmos presentes en las zonas funcionales del cerebro de forma segura, no invasiva y sin medicamentos. "Múltiples publicaciones cientificas demuestran la eficacia de esta técnica terapéutica en condiciones clínicas, como el trastorno por déficit de atención y epilepsias. Otros estudios muestran efectos prometedores en trastornos del espectro autista... Neurofeedback tiene su fundamento en neurociencia básica y aplicada, así como en medicina basada en evidencia".(1)

"La plasticidad cerebral, o capacidad del cerebro para reorganizarse y formar nuevas conexiones neuronales, es el mecanismo que el cerebro utiliza para adaptarse a las necesidades de cada momento. Es decir, que es capaz de modificar su estructura física y su organización funcional en respuesta a experiencias y estímulos que favorecen el establecimiento de nuevas interconexiones neuronales, o bien refuerzan las existentes. Esta capacidad de las sinapsis para fortalecerse o debilitarse con el tiempo, en respuesta a aumentos o disminuciones en su actividad, es el aspecto más importante de la plasticidad". (2) "En resumen, nuestros resultados muestran que un protocolo de entrenamiento con Neurofeedback dirigido a mejorar la actividad <de las ondas beta 1> puede mejorar la visualización y la audición sostenida, es decir, el desempeño de la atención. Es importante destacar que nuestros resultados indican que este protocolobde entrenamiento con Neurofeedback puede inducir modificaciones en las vías de de materia blanca del cerebro implicadas en la atención sostenida. Además, tal protocolo puede producir alteraciones del volumen de materia gris en las regiones cerebrales involucradas en este tipo de atención. Después de 50 años de investigación en el campo de Neurofeedback, nuestro estudio constituye el primer estudio empírico demostración de que el entrenamiento con Neurofeedback puede conducir a cambios microestructurales en la materia blanca y en el volúmen de matería gris del cerebro". (3)


¿Puede entonces superarse el TDAH con el entrenamiento?


Shaw et al. (2013) concluyó a través de su investigación con estudios de resonancia magnética cerebral que en las personas con TDAH de edad adulta el grosor de la corteza cortical es inversamente proporcional a severidad y cantidad de síntomas TDAH presentados, especialmente en los síntomas de déficit atencional.


Encontró en sus estudio que aquellos que han sido intervenidos desde la infancia y cuyos síntomas remitido en la edad adulta, presentan un mayor engrosamiento o en estas regiones, llegando a alcanzar los valores de los sujetos control (sin antecedentes de TDAH), es decir superaron con el entrenamiento el sustrato neurobiológico del TDAH. Ver figura (4):




Espesor cortical en regiones relacionadas con el estado de TDAH en adultos para los hemisferios derecho (A) e izquierdo (B). Las trayectorias difirieron significativamente entre los controles de desarrollo típico (Typical) el grupo de TDAH remitido (Remitters) (todos p<0,001), pero no entre los grupos de TDAH de desarrollo típico y persistente (Persisters) (p>0,1). Los dos grupos de TDAH también tuvieron trayectorias significativamente diferentes (p<0,001).


Las diferentes trayectorias se centraron bilateralmente en redes cerebrales interconectadas con cambios por el entrenamiento identificados son aquellas que guían gran parte de la conducta dirigida a objetivos, controlando procesos cognitivos como las respuestas inapropiadas de inhibición y el ajuste de la conducta en la respuesta a la retroalimentación.


Los correlatos conductuales y comparados con los hallazgos de neuroimágenes demuestran que la flexibilidad cognitiva aumenta rápidamente durante la niñez temprana y media, lo que sugiere que este puede ser un período de alta plasticidad y maleabilidad, sensible a cambios tanto del desarrollo como ambientales, siendo un período idóneo para el entrenamiento sistemático que revierta los correlatos neurobiológicos y conductuales del TDAH. (4)

(1) Fuente ISNR "¿Qué es Neurofeedback"


(2) Fuente: Font Arellano, María ; López Moratalla, Natalia. Neuropsicología de la infancia y la adolescencia (Spanish Edition). Universidad de Piura.

(3) Fuente: Neurofeedback Training Induces Changes in White and Gray Matter. Jimmy Ghaziri1, Alan Tucholka2, Vanessa Larue1, Myriam Blanchette-Sylvestre1, Gabrielle Reyburn1, Guillaume Gilbert2, Johanne Le´vesque1, and Mario Beauregard1,2,3. Clinical EEG and Neuroscience44(4) 265-272 ª EEG and Clinical NeuroscienceSociety (ECNS) 2013. 1 Centre de Recherche en Neuropsychologie et Cognition (CERNEC), De´partement de Psychologie, Universite´ de Montre´al, Montreal, Canada. 2 Centre de recherche du Centre hospitalier de l’Universite´ de Montre´al (CRCHUM) and MR Clinical Science, Philips Healthcare, Cleveland, OH, USA. 3 De´partement de Radiologie, Universite´ de Montre´al, Montreal, Canadá. Otras fuentes: DSM V, Mayoclinic.org, ISNR, APA.


(4) Shaw P, Malek M, Watson B, Greenstein D, de Rossi P, Sharp W. Trajectories of cerebral cortical development in childhood and adolescence and adult attention-deficit/hyperactivity disorder. Biol Psychiatry. 2013 Oct 15;74(8):599-606. doi: 10.1016/j.biopsych.2013.04.007. Epub 2013 May 28. PMID: 23726514; PMCID: PMC5922431.



Comments


Nada que reservar ahora. Vuelve a intentarlo pronto.
bottom of page