Las funciones ejecutivas son unas de las más complejas del ser humano y se relacionan con la planeación, control y regulación eficiente de la conducta, permitiendo que las personas se involucren exitosamente en conductas independientes, productivas y útiles para sí mismas. No existe una función ejecutiva unitaria, sino diferentes procesos que convergen en un concepto general de las funciones ejecutivas, destacándose la planeación, el control conductual, la flexibilidad mental, la memoria de trabajo y la fluidez.


▪️La planeación se entiende como la capacidad para integrar, secuenciar y desarrollar pasos intermedios para lograr metas a corto, mediano y largo plazo.


▪️El control conductual o control inhibitorio permite retrasar las tendencias a generar respuestas impulsivas, originadas en otras estructuras cerebrales, siendo esta función reguladora primordial para la conducta y la atención.


▪️La flexibilidad mental se define como la capacidad para cambiar un esquema de acción o pensamiento en relación a que la evaluación de sus resultados indica que no es eficiente, requiriendo de la capacidad para inhibir el patrón de respuesta y poder cambiar de estrategia.


▪️La memoria de trabajo es la capacidad para mantener información de forma activa por un breve periodo de tiempo, sin que el estímulo esté presente, para resolver problemas.


▪️La fluidez es la velocidad y precisión en la búsqueda de la información y en la producción de elementos específicos en un tiempo eficiente, lo que se relaciona con la productividad.


¿Deseas más información? ☎️442 234 2755 🌐www.neurainstitute.com