La actividad eléctrica de nuestro cerebro es rítmica y se manifiesta en forma de ondas cerebrales:

¿Qué hace la Neuroterapia?

La neuroterapia aprovecha este fenómeno natural, está probado clínicamente que modular la frecuencia de las ondas cerebrales, bajo determinados protocolos, genera beneficios terapéuticos al paciente que son traducidos en un estado de bienestar  emocional y psicológico, o en un aumento del desempeño académico, profesional y/o deportivo.

 

Se han estudiado principalmente cinco tipos de ondas que nuestro cerebro produce: gamma, beta, alpha, theta y delta. En un cerebro saludable se produce una mezcla de las ondas cerebrales apropiadas para cada situación determinada.

Escáneres cerebrales

¿Quién necesita la Neuroterapia?

Como consecuencia del estrés psicosocial, de las presiones presentes en las ciudades, de dificultades que afectan la vida personal y/o de otros factores se generan desequilibrios en la actividad neuroquímica y eléctrica del cerebro, las personas pueden producir demasiado o muy poco de ciertas ondas cerebrales indispensables para determinadas actividades.

Por ejemplo, muchas personas que tienen problemas para conciliar el sueño o se despiertan frecuentemente durante la noche, a menudo no producen suficiente cantidad de ondas cerebrales de muy baja frecuencia. En consecuencia suelen presentar dificultades para conciliar el sueño, despertares inesperados o un sueño no reparador.

 

Afortunadamente para la persona que no puede dormir por la noche o se despierta de forma frecuente, se puede utilizar la neuroterapia para entrenar al cerebro en el aumento de la producción de las ondas de muy baja frecuencia fin de que puedan tener el descanso deseado.

Otro problema común se ve cuando el cerebro produce recurrentemente un exceso de ondas de alta frecuencia, de forma que la persona se siente ansiosa e hipervigilante constantemente y/o simplemente no se puede relajar. Esto, mantenido de forma crónica, puede dar lugar a trastornos de ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo como la depresión.

 

Para la persona con ansiedad e hipervigilancia, la neuroterapia puede ser utilizada para estimular un aumento de la actividad de las ondas que se asocian a la relajación, lo que se traducirá en una sensación de paz mental y bienestar emocional y que ayuda a su vez a a optimizar el uso de sus capacidades intelectuales y el potencial psicológico “oculto bajos las capas de la ansiedad”.

Las personas con trastorno de déficit de atención, con frecuencia tienen un cerebro que produce un exceso de actividad de las ondas lentas, con énfasis en su aparición en las áreas frontales del cerebro. Lo que suele afectarles especialmente cuando intentan realizar tareas mentales como leer o resolver problemas matemáticos, que requieren de atención y concentración sostenida y/o permanecer sentados por períodos largos de tiempo.

Los niños y adultos con déficit de atención pueden ser tratados mediante la estimulación de las ondas cerebrales para producir un incremento en la actividad cerebral en el rango que se asocia con la atención relajada y/o disminuir las ondas lentas asociadas a la inatención e hiperactividad.

El creciente acervo de conocimientos e investigación clínica en el uso de las neuroterapias sustenta su aplicación para el tratamiento de los trastornos como: Ansiedad, Depresión, Trastorno Afectivo Estacional, Trastorno por Déficit de Atención, Insomnio, como herramienta de apoyo en el tratamiento del consumo perjudicial del alcohol, entre otras aplicaciones clínicas.

En Neura Institute tenemos la misión de aumentar el acceso de la población a las neuroterapias con el fin de aumentar la calidad de vida de nuestros pacientes y clientes.

Si deseas conocer si las neuroterapias son adecuadas para tí o tu ser querido, solicita una entrevista clínica gratuita en línea, para ello pulsa el botón reservar, elige la fecha, la hora y serás atendido por un(a) Neuropsicólgo(a) o Psicólogo(a) clínico profesional: